10.08.17 Jorge Glas, el fin es vacarlo de la vicepresidencia o eliminarlo definitivamente


Jorge Glas y Vladimir Cerrón. Palacio de Carondelet.

Vladimir Cerrón (*)

El camarada Jorge Glas Espinel, vicepresidente de Ecuador, atraviesa una difícil situación al interior del gobierno del presidente Lenin Moreno. Éste último decidió retirarle la totalidad de las facultades que le había delegado para el desempeño de sus funciones, debido a que Glas le dirigió una carta que no dudo en calificarla de infraterna.

En esa misiva Jorge Glas puso en relieve la deslealtad de Lenin Moreno a la revolución que lo había encumbrado en el cargo, rechazaba sus pactos con la derecha para devolverles el país y privatizar su administración, además que le hacía presente que no renunciará a su cargo. La viralización de estas líneas irritó más aún a Moreno.

Cuando la delegación de Perú Libre estuvo en Ecuador, coincidentemente en plena campaña presidencial, las bases del partido Alianza País manifestaban que el candidato de Correa era Jorge Glas, pero que las bases impusieron a Lenin Moreno y a Correa no le quedó más camino que apoyarlo, aunque no estuviera de acuerdo totalmente.

Quienes apostaban por Lenin Moreno, decían que era un hombre con bastante trabajo y sensibilidad social, que como vicepresidente había sido leal a Correa y que tenía el imán carismático más potente que Jorge Glas. Eso era todo el mérito, poco o nada se hablaba de su convicción ideológica, política o programática, elementos claves para conducir la revolución.

Tuve la oportunidad de reunirme con el camarada Jorge Glas en el Palacio de Carondelet, me recibió amablemente como delegado del Partido Perú Libre y dialogamos cerca de dos horas. Lo percibí un hombre extremadamente preparado en todos los campos, sobre todo en el energético, del cual hoy Ecuador es un referente, pero además se podía sentir su convicción para continuar la Revolución Ciudadana. Personalmente también creí en ese momento un error de las bases de Alianza País haber designado a Moreno en la candidatura.

Estamos seguros que el plan de retirarle las funciones delegadas es solo un eslabón de todo lo que se tiene planeado contra Glas, seguramente asesorado por la extrema derecha nacional y extranjera, porque estamos convencidos que el fin es vacarlo de la vicepresidencia o eliminarlo definitivamente, al ser el único revolucionario de alta jerarquía que queda del correísmo en un gobierno que ha virado a la derecha.

Desde nuestro Partido, nos solidarizamos y nos sumamos a la resistencia emprendida por el camarada Jorge Glas en defensa de la Revolución Ciudadana. ¡Hasta la Victoria Siempre!

(*) Secretario General Nacional del Partido Perú Libre.

Jorge Glas y Vladimir Cerrón. Palacio de Carondelet.