Exposición del Dr. Vladimir Cerrón en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos sobre las Perspectivas y Realidad de la Regionalización en el Perú en los Albores del Siglo XXI


La UNMSM es un centro donde confluyen todas las sangres y por ende su mayor constitución se encuentran poblada de provincianos. Inicio así esta exposición porque considero que los provincianos somos los primeros llamados a defender, consolidar y seguir luchando por la descentralización en el país.

¿Quién sino los provincianos deben luchar contra el centralismo secular de esta patria? Pregunto. Es que hemos llegado a tal nivel de conformismo que todo se acepta en el país, sin mayor capacidad refleja para detener o modificar las injusticias, que escribiendo en Facebook y algunos otros pocos en Twitter.

En un país aculturizado o transculturizado, por no decir alienado, gracias a la acción del neoliberalismo, en qué neurona puede caber la necesidad de entender qué significa la descentralización. Ocurre que la universidad peruana alejado de la trípode que le da su esencia, es decir, alejado de la cultura peruana, latinoamericana y mundial, del deporte como elemento fundamental para el desarrollo cerebral y corporal, y del trabajo manual como herramienta de la praxis, de la solidaridad, que se acerca al cierre de la brecha entre el campo y la ciudad, nunca se atreverá a instaurar cambios trascendentes.

Es la gente del Perú Profundo la que debe estar más interesada en conquistar la descentralización, pero para eso hace falta conocerla al menos en la teoría y saber diferenciar la desconcentración de la descentralización, saber que no venimos a arrancar poder a la capital, sino que luchamos para que las provincias recuperen su poder arrebatado.

Gracias a la revolución cubana se tumbó al gamonalismo en el Perú y gran parte de Latinoamérica, no fue precisamente la intensión de Velasco, porque ésta ya venía en marcha, después de la orden que diera Kennedy a los presidentes latinoamericanos en agosto de 1961 en Punta del Este, Uurguay. Esta pastilla se “suelta” para evitar sucesos similares a la revolución cubana, parte de la oligarquía latinoamericana tuvo que ser sacrificada, aún con resistencia. EEUU: «Es que hay que hacer que los países de Latinoamérica crezcan, porque si no, viene un fenómeno que se llama castrismo, que es tremendo para los Estados Unidos».

En similar acontecimiento se “suelta” la descentralización en el Perú el 2003 en las primeras elecciones regionales, tras los sucesos cruentos de las guerrillas al interior del país que alcanzaba incipientemente a la capital, por vez primera se habla del VRAEM y se le asigna un presupuesto millonario, se crean nuevos distritos, se permite la conformación de movimientos regionales, triunfan algunos gobiernos de izquierda (Cajamarca y Junín).

El mediocre argumento que siempre dio el Estado peruano para crear los estados federados o dotarles de una real autonomía a los pueblos del Perú Profundo es sobre la idea que era peligrosa por la sencilla razón de que podría haber generado chovinismos exacerbados en los distintos departamentos pudiendo romper la débil unidad en el que se encontraba el Perú, desde entonces en 1823, en la primera constitución, fue concebido el Estado unitario centralista. Por eso hablamos de centralismo secular.

Ahora, si bien es cierto que las provincias del Perú Profundo, deben ser las más interesas en llevar la descentralización al punto sin retorno o al clímax, quién debe dirigir este proceso desde el interior, lógicamente es solo una fuerza política capaz de involucrar tanto a la ciudad con las necesidades del campo y viceversa.

Es decir, se necesita de un partido político que tenga en sus principios la descentralización, principio poco visto o inexistente en los partidos de la derecha o izquierda capitalina, que no es una exageración, pero ni siquiera conocen el concepto de la descentralización.

Descentralizar el país es chocar con fuertes nichos de poder, enclaustrados material y espiritualmente, pero necesarios. Por ejemplo: en este proceso de descentralización todos los ministerios tiene sus pares en las regiones llamadas direcciones, excepto uno inexistente: la dependencia directa del MEF que sería la Dirección Regional de Economía y Finanzas. Cuando ésta sea realidad se estará más cerca de la cúspide del proceso, la descentralización fiscal y tributaria.

No obstante esta medida, Lima sigue ganando por inercia, porque en este departamento existen tres gobiernos regionales, el Gobierno Regional del Callao, la Municipalidad Metropolitana de Lima y Gobierno Regional de Lima Provincias.

Seguramente muchos quienes vean este mensaje, serán futuros gobernantes provinciales, regionales o nacionales, por ello quiero resaltar qué cosas podemos lograr con la descentralización, aun así el centralismo se oponga o se haga el indiferente a la problemática abordada.

Defender la gratuidad de la enseñanza o la escuela pública ¿es posible desde un modesto gobierno regional? Si lo es. La descentralización constitucionalmente es un proceso irreversible y estas facultades, entendidas para la derecha como hueso, ya han sido en prácticamente su totalidad descentralizadas, por lo que una orden del Consejo Regional simplemente se tiene que acatar.

¿Se puede erradicar los 2 millones 700 mil analfabetos? Claro que sí. Un despliegue de cuatro conduciría al objetivo, jóvenes maestros, metodología adecuada y comunidad cooperante. En Junín alfabetizamos 35 mil iletrados de los 90 300 que inicialmente teníamos.

¿Podemos variar el Diseño Curricular Regional? Si podemos, instalar un DCR que recupere los cursos de filosofía, historia, geopolítica, economía; implante la enseñanza de la historia regional, la investigación científica, enseñanza empresarial, educación tributaria y recupere las horas de educación física, reduciendo las de religión que han ido en incremento, educación medio ambiental y turística, además de aprender la lengua materna.

¿Podemos construir nuestras grandes unidades escolares? Por supuesto. La Oficina de Infraestructura Educativa (OINFE) fue capturada hace años por el Apra, y convertida en un centro de lobbies comerciales. Fue el GRJ que tras dura batalla y toma de la Plaza de Armas de Lima el año 2013 logra por primera vez la transferencia para construir un colegio emblemático por un gobierno regional. A partir de ese acontecimiento, todos los gobiernos regionales solicitaron la construcción de sus infraestructuras.

¿Podemos tener hospitales especializados o institutos de investigación en provincias? Está demostrado que sí. Con solo el acuerdo del Consejo Regional, se aprueba mediante ordenanza. Así cada centro deja de ser “todista” y a la vez “nadista”, para especializarse en una línea de atención específica, ejemplo: materno infantil, clínico quirúrgico, neoplásico, medicina tropical, pediátrico, medicina física, salud bucal, etc., según su realidad.

¿Podemos formar nuestros propios médicos especialistas? Si. Una vez especializados los hospitales, los mismos dejan de ser asistenciales exclusivamente, pasan a ser tener la trípode: asistencia, docencia e investigación. Debe saberse que el 75% de los médicos especialistas se encuentran en Lima y solo el 25% en el interior y existen 4 regiones que no cuentan con un solo especialista.

¿Podemos construir hospitales especializados y equiparlos con tecnología de punta? Por supuesto que sí. El GRJ lo demostró, cuatro hospitales especializados y compra de tomógrafos para las provincias de mayor población incluyendo resonador magnético.

¿Podemos desafiar la medicina curativa con la medicina preventiva? Esto es luchar contra el epicentro del capitalismo. La medicina capitalista vive de la enfermedad y de la muerte del pueblo. La medicina socialista aboga la prevención, tiene como aliado al deporte y la investigación en ingeniería genética y biotecnología. Despliega el Programa Médico de la Familia, Odontólogo por Colegio, Psicólogo por Colegio, Residentado Médico Regional, Programa de Becarios Extranjeros y Programa de Implementación de Alta Tecnología Médica, incluyendo telemedicina.

¿Podemos contrarrestar el centralismo de los Derechos Humanos? Totalmente factible. Por la matanza de 9 estudiantes de la Universidad La Cantuta y 1 profesor, se condenó a 25 años de prisión a un presidente de la República, sin embargo por la matanza de 250 estudiantes, 10 profesores y 15 trabajadores no docentes en la provinciana Universidad Nacional del Centro del Perú, no hay un solo soldado procesado. Esto es centralismo en derechos humanos, no solo gubernamental, sino que desenmascara tanta ONG que practica el mismo centralismo captados por la fama y el dinero que puede dar un escarmiento capitalino.

¿Podemos reivindicar a las víctimas del terrorismo desde los gobiernos subnacionales? Por supuesto que sí. El GRJ, contra la oposición del apro-fujimorismo construyó y concluyó el primer Lugar de la Memoria existente en este país, infraestructura censurada hasta hoy en la capital peruana. Claro esto hubiera sido imposible sin la autonomía descentralista.

¿Qué es lo que no puede hacerse ahora desde los gobiernos regionales? Ejemplo: Descentralizar los medios de comunicación nacional que hoy son patrimonio exclusivo del presidente de la República. En la TV nacional, pagado con nuestros impuestos, no pueden tener un espacio ni una franja los gobernadores regionales ni los alcaldes. Escasos gobiernos regionales cuentan con sus propios medios de comunicación, no es el caso de Junín.

No se puede descentralizar el Seguro Social – EsSalud a los gobiernos regionales por ser una de las cajas grandes del Estado. EsSalud recibe el 10% del presupuesto nacional, atiende al 19% de los peruanos y la calidad de su atención es cuestionable. El Minsa tiene cerca al 5%, atiende al 80% de los peruanos, está descentralizada y su atención no dista mucho de EsSalud.

Los gobiernos regionales no pueden administrar la mediana y gran minera, solo la pequeña y la artesanal, por ello los grandes conflictos sociales. Tampoco puede administrar los proyectos especiales, las áreas protegidas o intangibles, no puede hacer su propia zonificación económica-ecológica, no pueden contar con autonomía fiscal y tributaria, no cuentan con capacidad sancionadora contra la contaminación ambiental de las grandes transnacionales, tienen nula presencia para coadyuvar a la educación superior universitaria, no hay autonomía de realizar convenios internacionales o conformar macrorregiones según sus propios criterios.

Los gobiernos regionales no tienen autonomía para administrar las infraestructuras deportivas, solo sugiere al presidente del IPD regional y hasta ahí está su competencia.

La descentralización ha sido innumerablemente conspirada, recordemos con Fujimori al instalar los Consejos Transitorios de Administración Regional (CTAR), con Alan García al desaparecer el Consejo Nacional de Descentralización (CND) y por el gobierno de Humala que bajo pretextos de la corrupción en gobiernos regionales, algunos de sus ministros plantearon una especie de golpe de Estado regional.

Estas son algunas de las grandes razones por el cuál vale la pena seguir defendiendo la descentralización en el país, en aras de marchar a una patria digna para las nuevas generaciones. Gracias.


Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público.

1,206 thoughts on “Exposición del Dr. Vladimir Cerrón en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos sobre las Perspectivas y Realidad de la Regionalización en el Perú en los Albores del Siglo XXI