Por qué decimos ¡Hasta más allá de la Victoria!


Vladimir Cerrón

¡Hasta la Victoria Siempre! Es la frase que el Che Guevara inmortalizó. Los partidos de izquierda a nivel mundial adoptaron el eslogan y lo hicieron suyos en la memoria del Che, pero también como inspiración para sus luchas.

En nuestra experiencia partidaria, hemos tenido modestos logros político electorales, además de algunos gubernamentales. El Partido hizo lo posible para formar cuadros que luego fueron destacando por esfuerzo propio y otros empujados por la fuerza del partido.

En éstos últimos es que se observan el mayor número de oportunistas, es decir, los que parasitan el Partido, y hay que reconocer que en política abundan estas liendres.

Tal es así que, muchos de ellos llegaron a ser electos autoridades y en las campañas gritaban a voz en cuello: ¡Hasta la Victoria Siempre!, pero luego una vez puestos en el cargo gracias al partido, llegado a la victoria, terminaban por querer dar una especie de golpe de Estado y si no lograban el cometido renunciaban y engrosaban las filas del enemigo político.

¿Acaso se trataba de mentirosos al Partido? Claro que no, simplemente estaban cumpliendo su palabra: ¡Hasta la Victoria Siempre!, efectivamente llegaban a la victoria electoral y decían: ¡Hasta luego!, es decir, no tenían más compromisos más allá de la victoria.

Esta es la razón del por qué nuestro Partido utiliza la frase ¡Hasta más allá de la Victoria!, exigiendo compromisos más allá del cargo, más allá de lo planificado, más allá donde solamente el pensamiento altruista y revolucionario puedan llegar.

Huancayo, 8 de marzo 2018